slider produkte

Default Kopfgrafik

Kopfgrafik Entspannung 1903x550

Butacas de carrera para el cocheImprimir

Practicar automovilismo, pero cuidando la espalda

¿Le gusta practicar automovilismo y participar a veces con su propio coche en una carrera? Si es así, tal vez usted ya haya pensado en adquirir una butaca especial para utilizar en el asiento de su vehículo. Hoy este tema ha dejado de ser un problema, dado que las butacas de carrera son aptas tanto para conducir en las calles como para hacerlo en un circuito deportivo. Sin embargo, la principal desventaja radica en que muchas de estas butacas no son ergonómicas, no cuidan la espalda y no ofrecen ninguna posibilidad de ajuste individual. Es por ello que el placer de conducir se convierte rápidamente en una tortura para la espalda.

Elevada carga corporal en el automovilismo deportivo

Según los médicos, la postura que adoptan quienes conducen normalmente un coche constituye por sí sola una de las peores formas de sentarse. Eso ocurre porque, mientras conducen, las personas casi no pueden cambiar de posición y permanecen entonces bastante inmóviles al volante, lo que a la larga es veneno para el cuerpo. Por lo tanto, el asiento normal de un vehículo debe admitir un cierto grado de movimiento durante el recorrido.

El asiento está sometido a otras exigencias en el marco de una competición, ya que allí hay fuerzas completamente distintas que actúan sobre el piloto. El circuito, el estilo de conducción y la superficie de la pista varían mucho, por lo cual se deben compensar las consecuentes fuerzas centrífugas, las fuerzas de desaceleración o las vibraciones en diferentes frecuencias. Se trata de una tarea que, junto al vehículo, debe ser asumida principalmente por el asiento.

Butaca de carrera en el asiento del coche con un cuidado adecuado para la espalda

Una butaca deportiva adecuada debe orientarse a la anatomía de la espalda humana y sus estructuras. Esto implica proporcionar un apoyo individual, amplio y estable en la parte superior trasera de la región pelviana y en la columna lumbar, por ejemplo, a través de un acolchado individual compacto pero suficiente. De este modo se evita que haya presiones unilaterales sobre los discos intervertebrales, incluso después de recorridos largos.

Además, la butaca debe ofrecer un buen soporte a los hombros y al tronco, con suficiente libertad de movimiento para los brazos. Las mejores condiciones se obtienen mediante una fuerte sujeción lateral, un apoyo con forma especial para los hombros, un reposacabezas integrado y elementos acolchados, aptos para ser ajustados de manera flexible y en función de las necesidades.

¿Qué otras cosas son importantes?

También es importante contar con la posibilidad de regular la profundidad del asiento para otorgar una superficie de apoyo suficiente a las nalgas y los muslos, garantizando así una óptima distribución de la presión. Otro factor determinante desde el punto de vista ergonómico consiste en considerar de manera individual la altura del asiento, su inclinación y la longitud de las piernas. Porque el asiento y su posición deben adaptarse al conductor del coche.

La climatización del asiento representa un aspecto adicional de relevancia. A la hora de confeccionar las fundas, resultan preferibles aquellos materiales con capacidad de termorregulación. Lo ideal, además, es que el diseño de la butaca facilite un buen acondicionamiento térmico (por ejemplo, mediante ranuras de ventilación dispuestas adecuadamente).

Todo esto permite que el conductor ocupe su butaca de carrera en un marco de seguridad y condiciones óptimas desde el punto de vista fisiológico, incluso en situaciones extremas.

Resumen

  • La butaca de carrera debe tener una estructura de base firme, que aumenta la seguridad y, al mismo tiempo, es una condición indispensable para lograr una postura cuidadosa para la espalda al sentarse. Una estructura de base demasiado flexible no proporciona un apoyo suficiente y puede provocar la pérdida de control en el vehículo.
  • Una butaca concebida para el ámbito de la competición deportiva debe garantizar un posicionamiento seguro y fisiológicamente óptimo al piloto durante las carreras. Además, debe ofrecer un grado suficiente de sujeción lateral y soporte a los hombros y al tronco.
  • Es necesario que el respaldo y las piezas de espuma muestren una conformación adaptada a la columna vertebral; el respaldo debe tener suficiente altura (lo ideal es que llegue hasta el borde superior de la cabeza).
  • Las guías laterales dispuestas en la zona del asiento y en el respaldo (refuerzos laterales) generan una sensación de seguridad al volante y deben ofrecer al conductor un grado suficiente de agarre. También es esencial que los acolchados de las guías laterales puedan ajustarse de manera individual a las características de cada cuerpo (por ejemplo, a la anchura de la espalda).
  • El reposacabezas debe permitir un correcto y, por ende, seguro posicionamiento del occipucio (con una distancia máxima de 3 cm entre ambos). Se trata de una parte que cumple exclusivamente una función de seguridad y que no debe ser utilizada como apoyo durante el recorrido.
  • También es importante que la altura del asiento sea ajustable para lograr una buena visión.
  • El ajuste del ángulo de inclinación de la superficie del asiento permite apoyar correctamente los muslos.
  • Para distribuir la presión de manera óptima sobre la superficie del asiento y alcanzar los pedales con comodidad, debe existir la posibilidad de realizar una regulación longitudinal suficiente en toda la butaca.
  • La presencia de un mecanismo adecuado de ajuste permite que la longitud de la superficie (profundidad) del asiento se adapte correctamente a la longitud de los muslos del conductor y optimiza así la distribución de la presión. Cuanto mejor se distribuye la presión en las nalgas y los muslos, más agradable es la sensación al conducir, sobre todo cuando se trata de trayectos largos. Lo ideal es asegurar un apoyo completo del muslo, en cuyo caso debe quedar un espacio libre de aproximadamente dos a tres dedos de anchura entre el asiento y la parte de atrás de las rodillas para evitar que esta zona sufra una carga excesiva.
  • La climatización óptima del asiento puede alcanzarse, por ejemplo, mediante ranuras de ventilación dispuestas en la butaca y materiales adecuados en la funda.

Requisitos mínimos

  • Dimensiones adecuadas (altura del respaldo, reposacabezas, superficie del asiento)
  • Apoyo individual amplio para la parte inferior de la espalda
  • Guía lateral adecuada en la zona del asiento y del respaldo
  • Acolchados laterales ajustables
  • Regulación longitudinal del asiento
  • Adaptación en profundidad de la superficie del asiento
  • Adaptación de la altura del asiento
  • Adaptación de la inclinación del asiento
  • Buena climatización del asiento

Productos con el sello de calidad AGR de este área

Fabricantes

RECARO Automotive Seating
Stuttgarter Straße 73
73230 Kirchheim/Teck
GERMANY
Tel. +49 7021/93 50 00, Fax +49 7021/93 53 39
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.recaro-automotive.com

Descargas y enlaces

Esto podría interesarte a ti también.