slider produkte

Default Kopfgrafik

Kopfgrafik Entspannung 1903x550

EdredonesImprimir

¿Por qué la buena calidad del sueño también depende del edredón?

Cuando se habla de la calidad del sueño, casi siempre nos centramos solo en el colchón adecuado. Por supuesto, esto tiene un papel crucial para pasar una noche tranquila y reparadora. Pero ni siquiera la mejor superficie sirve de nada si el edredón es demasiado pesado, demasiado cálido o si no calienta lo suficiente. Así, el clima a la hora de dormir tiene un papel importante para la salud del sueño. Con el edredón adecuado, es mucho más fácil arrebujarse y dormir toda la noche del tirón con un sueño reparador.

Los trastornos del sueño son una epidemia

En teoría, es muy sencillo: acostarse, cerrar los ojos, no pensar en nada, dormirse y despertarse relajados por la mañana. Pero el sueño, el guardián de la noche, se ha topado con el ritmo de la vida moderna. Más de la mitad de la población europea sufre de trastornos del sueño ocasionales, y al menos 20 millones se hallan incluso en tratamiento médico por ello. Los motivos son muy variados. Los médicos distinguen entre un total de 88 trastornos del sueño diferentes. Pero las causas principales son el estrés y un lugar para dormir que no permite relajarse durante la noche.

En este último caso, por supuesto, la mayoría de la gente señala al colchón como el culpable. No puede ser demasiado duro ni demasiado blando. Pues solo así pueden regenerarse los discos intervertebrales. Esto, en sí, no es erróneo. Pero, al igual que antes, no se tiene en cuenta lo suficiente la importancia de un buen edredón para dormir bien. La palabra clave en este contexto es el clima para dormir. El edredón debe ayudarnos a sentirnos cómodos. Sin embargo, no podrá hacerlo si por debajo estamos helados o bañados en sudor.

Cómo un buen edredón favorece la salud de la espalda

Los que pasan frío se relajan tan poco como quienes sudan demasiado durante la noche. Es como una pescadilla que se muerde la cola: si el hueco para dormir está demasiado caliente, se echa el edredón a un lado. El cuerpo bañado en sudor se expone a las corrientes de aire y se enfría rápidamente, lo que da lugar a tensiones y contracturas musculares. Esto garantiza dolores de espalda. Así, volvemos a cubrirnos para volver a echarnos a sudar. La noche da paso al día rápidamente sin que hayamos podido relajarnos del todo. Por ello, no debería sorprendernos el que un buen edredón influya de manera positiva sobre el clima al dormir y, con ello, sobre el sueño y la salud de la espalda.

Pero ¿cómo tiene que ser un edredón para sentirnos a gusto debajo de él? Mientras que antaño se utilizaban como rellenos principalmente plumas y plumones, hoy se encuentran fibras de alta tecnología con cada vez más frecuencia. Los edredones de plumones se consideran especialmente cálidos y agradables. No obstante, los edredones con fibras funcionales de calidad ya son también capaces de imitar casi todas las propiedades de un plumón. Se consideran ideales las fibras de relleno que tienen un llamado «efecto termofisiológico». Suena complicado, pero no lo es. No significa otra cosa que el que las fibras garanticen un clima cómodo y con la temperatura compensada para dormir. Hay fibras para los meses fríos del invierno que mantienen un calor agradable, y fibras para el verano que incluso tienen un efecto refrescante demostrado por la ciencia. Además, para un sueño reparador es bueno que el calor corporal acumulado pueda eliminarse de forma rápida y efectiva del cuerpo. Lo ideal, según han demostrado diversos estudios, es una temperatura de entre 28 y 33 grados debajo del edredón.

También es importante el tamaño del edredón. Debe envolver el cuerpo por completo durante toda la noche, de modo tal que no le afecten las corrientes de aire. Las personas corpulentas y de gran estatura, por tanto, deben optar forzosamente por una talla extra. E incluso si el peso del relleno del edredón invernal es mayor que el del edredón de verano, debe tener una ligereza agradable.

Resumen

  • Hay personas altas y bajas, por lo que los edredones deben estar disponibles en tallas diferentes. Existen ciertas medidas estándar que el ofertante debe tener en su catálogo. Una recomendación aproximada es que el edredón supere la estatura de la persona en aprox. 20 cm de longitud. Al final, no obstante, también resulta decisivo el bienestar personal.
  • En cualquier caso, para el bienestar es importante siempre la necesidad de calor personal. Por ello, un edredón debe tener esto en cuenta. Son ideales los edredones con regulación de la temperatura, que garantizan un clima equilibrado debajo de ellos. Se recomienda una temperatura de entre 28 y 33 ºC en el cuerpo. También puede resultar ideal elegir un edredón de verano o de invierno, dependiendo de la percepción personal del calor.
  • Al dormir, no hay nada más desagradable que las corrientes frías repentinas sobre el cuerpo caliente. Esto favorece las tensiones y puede dar lugar a dolores de espalda rápidamente. Preste atención a que el edredón se adhiera siempre bien a su cuerpo o al colchón. Para ello resulta útil un pespunteado, por ejemplo, con un rollo circundante en los bordes.
  • El pespunteado debe elegirse de tal modo que mantenga el material de relleno distribuido de forma homogénea por toda la superficie. Los pespunteados demasiado grandes (>40 x 45 cm) o aquellos que no estén cerrados pueden dar lugar a que el material de relleno se resbale y no pueda mantenerse suficiente y homogéneamente distribuido.
  • Puesto que el cuerpo desprende humedad durante la noche, su comportamiento es similar al de un colchón. El edredón absorbe la humedad y vuelve a desprenderla, por lo que se debe limpiar de vez en cuando. Es por ello por lo que resulta altamente recomendable que pueda lavarse o limpiarse.
  • Por supuesto, también es imprescindible que todos los materiales sean absolutamente inocuos. Debe prestarse atención a que haya pasado las pruebas correspondientes. Una buena orientación es, por ejemplo, la norma Oeko-Tex 100.

Requisitos mínimos

  • Dimensiones adecuadas
  • Clima equilibrado para dormir
  • Adaptación cómoda al cuerpo
  • Impedimento de los desplazamientos de los materiales (rellenos)
  • Lavable
  • Materiales inocuos a nivel toxicológico para el ser humano

Productos con el sello de calidad AGR de este área

Fabricantes

ADVANSA Marketing GmbH
Frielinghauser Str. 5
59071 Hamm
ALEMANIA
Tel. +49 2388/8402306
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.fibras-confort.es
www.advansa.com/es

Descargas y enlaces

Esto podría interesarte a ti también.